Identidad corporativa y lanzamiento de nuevos productos

¿Uso la imagen de marca ya existente o mejor una nueva?

Existen multitud de empresas que expanden sus negocios ampliando su gama de productos. Incluso en ocasiones crean nuevas marcas para esos productos, de manera que el cliente que compra potitos para bebés y café instantáneo, no se da cuenta realmente de que le está comprando ambos productos a la misma compañía (Nestlé , en este caso). ¿Es positiva esta estrategia?

En primer lugar, lo que hay que tener siempre en mente es que para una misma marca, la imagen debe ser coherente, es decir, utilizar los mismos colores, tipos de letra, texturas, etc. Cuando se quiere crear un producto completamente diferente, tanto la imagen de marca como la estrategia de comunicación deben cambiar. Por seguir con el ejemplo anterior, no es igual la estrategia de los potitos que la de Nescafé.

Un ejemplo de una mala gestión del lanzamiento de un producto es el de Samsonite, la conocida marca de maletas de viaje. A alguien de la compañía le pareció una excelente idea lanzar una línea de chaquetas con la misma imagen de marca que Samsonite tenía ya con las maletas. Estas prendas no han tenido éxito, ya que el potencial cliente asocia la marca a otro producto completamente distinto, decantándose por otras marcas más reconocidas de chaquetas. Es como si Apple lanzara ahora una nueva gama de sprays limpia-muebles. Puede ser un limpia-muebles extraordinario, ojo, pero... ¿qué sentido tiene? Lo que se pretende dar a entender es que la identidad corporativa debe aportar algún valor extra al producto, que debe tener algún sentido el vínculo artículo-marca.

La conclusión que deriva de casos como los de Samsonite es que una imagen de marca debe asociarse a una gama de productos que tengan, por lo menos, algo de relación entre sí. Grandes ejemplos de estrategias exitosas en este sentido son las grandes compañías de cosmética, que, bajo una misma identidad corporativa, son capaces de vender desde geles de baño hasta espumas de afeitar.

Logo IE y Microsoft Edge

Un caso curioso y reciente es el del nuevo sustituto de Internet Explorer. Tras varias llamadas de atención de los usuarios, que se quejaban de diversos fallos en el uso del conocido navegador (lo que le ha llevado a quedar detrás de Google Chrome o Firefox) a los responsables de Microsoft, estos últimos decidieron que era hora de cambiar el producto. Por ello lanzaron el nuevo Microsoft Edge, un navegador mejorado que pretende poner a Microsoft otra vez al frente de la pugna por el liderazgo. Sin embargo, el logo de este "novedoso" navegador es tan parecido al anterior, que, a pesar de que la empresa quería plantear un producto rupturista, a simple vista el usuario solo parece tener delante el logo de una nueva y poco imaginativa versión del antiguo Explorer. Los colores utilizados son exactamente iguales, y, además, mantienen prácticamente intacta la famosa "e".

Aunque de momento parece ser que las características de este Microsoft Edge incluyen notables mejoras y novedades respecto a su predecesor, la imagen que da el producto es muy continuista, lo que puede restar éxito a su lanzamiento, que tendrá lugar en unos meses.

Introducing Microsoft Edge: The New Windows 10 Browser

Suscríbete a nuestra newsletter

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Suscríbete a nuestra newsletter

Soporte 24/7

Si necesita soporte para tu sitio web, contacte con nosotros

Science and Marketing
New York, USA
Madrid, Spain
T: +34 910 012 801
M: +34 674 702 415
T: +1 (646) 583 2747
eMail
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.